Se ha descubierto que racionar las proteínas a lo largo del día disminuye la Sarcopenia

Las recientes investigaciones han confirmado los estudios previos que demuestran que distribuir uniformemente las proteínas a lo largo del día podría ayudar a mantener o aumentar la masa muscular de una forma más eficaz, en comparación con añadir la mayor parte de sus proteínas en una sola comida.1

Un estudio canadiense descubrió que los adultos mayores que consumían proteínas durante todo el día, mantuvieron su masa muscular más eficientemente, y esto no afectó a su movilidad. El estudio monitoreo a más de 1 700 hombres y mujeres que estaban relativamente sanos, durante un período de tres años.2

Los participantes tenían entre 67 y 84 años de edad. Durante el estudio los participantes les proporcionaron la información a los investigadores sobre los alimentos que comían, se sometieron a un año de pruebas de fuerza en sus brazos y piernas, y a pruebas de movilidad.

Durante el estudio de tres años, los investigadores encontraron que todos los participantes perdieron fuerza y movilidad. Sin embargo, las personas que consumieron proteínas junto con cada una de sus comidas a lo largo del día, conservaron una mayor fuerza, aunque no tuvieron una mayor movilidad, en comparación con las personas que consumieron sus proteínas en una sola comida.

Este estudio fue observacional y, por lo tanto, no pudo definir una causa y efecto de la programación del consumo de proteínas.

Sin embargo, aunque los resultados no pudieron proporcionar conclusiones definitivas, sí confirma los resultados de estudios anteriores que demuestran que programar el consumo de proteínas tiene un impacto significativo en el desarrollo de la masa muscular.3,4,5 Esto significa que programarlo podría ser tan importante como la cantidad de proteínas, para estimular mejor la síntesis muscular de proteínas.

En otro estudio, los investigadores midieron los cambios en la síntesis de proteínas, en respuesta a la programación del consumo de proteínas en las personas que consumieron proteínas a lo largo del día y las que consumieron la mayoría de sus proteínas diarias durante la cena.6

Las personas que consumieron una cantidad moderada de proteínas en cada comida, experimentaron una mayor síntesis muscular de proteínas, en comparación con las que obtuvieron todas sus proteínas a través de la cena.

Durante la Cumbre de la Proteína 2.0,7 los expertos en nutrición analizaron el rol de las proteínas en la salud humana, y encontraron que, a menudo, en los desayunos de los adultos mayores predominaban los alimentos altos en carbohidratos.

Un debate sobre la necesidad de proteínas en los adultos mayores se enfocó en optimizar la programación del consumo de proteínas y originó la siguiente hipótesis basada en la investigación previa:8

«El consumo habitual de proteínas, de 25 a 30 g en el desayuno, almuerzo y cena, proporciona suficiente cantidad de proteínas para estimular de forma efectiva y eficaz el anabolismo muscular de las proteínas, y podría retrasar la aparición de la sarcopenia, retardar su progresión y/o reducir la magnitud de sus consecuencias funcionales«.

  • 1MedicineNet, August 3, 2017
  • 2American Journal of Clinical Nutrition, July 2017 Media Alert
  • 3,8 American Journal of Clinical Nutrition, 2015;101(6):1339s
  • 4Idaho Statesman, January 29, 2017
  • 5,6 Journal of Nutrition, 2014;144(6):876
  • 7American Journal of Clinical Nutrition, 2015;101(6):1317s